FRAILEJON.png

El 27 de Julio de 2018 Colombia tuvo un nuevo capítulo en la larga pero poco narrada historia de los complejos de páramos, uno que planteó una gestión integral para estos ecosistemas, pero que a su vez trajo muchas incertidumbres para los paramunos, quienes no fueron consultados al momento de la realización de dicha legislación como ellos afirman. 

La ley 1930 fue el desenlance de un proceso que venía gestándose años atrás: las delimitaciones de los páramos en 2014, proceso que de alguna manera fue el primer paso para que se aprobara, en el Congreso de la República, esta norma que pretende una gestión integral en los bosques enanos. 

Hasta noviembre del año 2019 los paramunos siguen con numerosas dudas de su futuro, cómo les beneficiará o por el contrario cómo les afectará esta ley en sus vidas diarias. Es así como se comienza a escribir otro capítulo de esta, que ya es una novela de los páramos colombianos, donde la Corte Constitucional realizó una audiencia pública el pasado 6 de noviembre, en la que citó a diferentes entidades ambientales responsables de la ejecución de esta ley, para que se tratara este proceso.

 

En la sesión participó el presidente del Congreso, el procurador, el Instituto Alexander Von Humboldt con su actual director y exdirectora, el Ministerio de Ambiente, Fedepapa, entre otros organismos del estado. Todos exponiendo y aclarando que es indispensable que los campesinos de páramos sigan habitando estos ecosistemas, conservándolo y restaurándolo.

Por lo pronto y mientras se define un rumbo en esta historia, es pertinente entender y saber cuáles son los puntos de la Ley 1930. 

MAPA MENTALLLLLLLLL.png
jugar.png
LEY 1930 PDF

Inicio

Reportaje

Las voces 

deGuerrero

Legislación

Guerrero

al aire

Realizadores