Inicio

Reportaje

Las voces 

deGuerrero

Legislación

Guerrero

al aire

Realizadores

Una líder que le da su alma a Guerrero 

“Guerrero ha sido el alma y el sostén hídrico de las grandes ciudades”.

Laura Camila Sandoval Camacho 
Jhoan Esteban Ortiz Osorio 

La lucha por la reivindicación de los derechos de los campesinos le corre por las venas a Rosa Helena, quien desde muy niña vio cómo su padre dio la misma batalla en la zona de Ubaté, en Cundinamarca, en esa ocasión por  los cultivos de trigo y cebada (que son cereales). Justo allí, en ese mismo paisaje hoy matizado por la siembra de frutas y vegetales, es donde ella defiende la misma causa, pero esta vez enfocada a la relación directa de los campesinos y el páramo como su hogar.

 

Es una carupense de familia agricultora, una mujer extrovertida que desde pequeña mostró su amor por el campo y el páramo. Terminó su bachillerato y se formó como profesora con énfasis en matemáticas y ejerció la docencia durante 20 años en Tausa, Ubaté, Carmen de Carupa y en escuelas rurales de Guachetá, donde su costumbre era tener un momento de diálogo corto con sus estudiantes, que como ella misma afirma “eran 5 o 10 minutos de lucha, para explicarles que el gobierno no los podía tener en esas condiciones, que ellos tenían derechos”. 

 

Una mujer que creció y se dedicó a defender el Páramo de Guerrero y a sus habitantes, y que ahora sigue los mismos pasos de su padre, una lucha pacífica justificada en la poca atención brindada a los campesinos, que según ella “son las personas que ponen un plato de comida en la mesa de cada colombiano, pero desafortunadamente no han sido valorados, han sido utilizados”. Con su sombrero negro y una ruana grande del mismo color, que tienen como logo ‘Sumercé’, con el lema firme de ‘servirle a Dios y a usted’, sigue afianzada en continuar con su liderazgo social. 

 

Su rostro refleja la seriedad con la que deben ser tratados los paramunos, pero a la hora de llegar a su finca ‘La Primavera’, ubicada entre los 3300 y los 3500 m.s.n.m, en la vereda Mortiños, del municipio de Carmen de Carupa, perteneciente al Páramo de Guerrero, la felicidad en su rostro es la que la arropa del frio y fugaz viento del complejo; el paisaje que se entrevera con los bultos de papa color rojo, el verde de las montañas, el latir de los perros, el mugir de sus 20 vacas y 10 terneras, el sonido de sus cerdos y el de un pavo, junto con la espesa niebla que cubre todo el paisaje con un manto blanco, hacen que su sonrisa se torne apacible y esperanzadora. Son 10 hectáreas las que componen su territorio y una familia de seis personas encargadas de cuidar el lugar, darle calidez y preparar la tierra para el cultivo de papa y ordeño del ganado.

Rosa Helena RodríguezLíder social
00:00 / 00:36

La suya es una gran familia. Está hecha de amor, dedicación, pasión y esta integrada por siete personas; su esposo quien ha sido su compañero y apoyo en momentos difíciles, y sus seis hijos, dos de ellos de su hermana, de quienes se hizo cargo tras su muerte. Rosa y su hermana eran líderes desde pequeñas, juntas luchaban por velar por los derechos de los campesinos y soñaban con lograr un panorama donde por fin estas personas fueran valoradas, anhelo que mantiene vivo Rosa y por el que seguirá dedicada por muchos años. 

 

Su labor como docente acabó en el año 2013 a raíz del paro agrario, pues como ella misma afirma: “Me di cuenta de que no le podía servir a dos señores: al pueblo o al Estado”. Desde ese momento hasta la actualidad, ha dedicado el 100 % de su tiempo al campo y a la defensa del territorio de todos los habitantes del Páramo de Guerrero, además cuida otra finca que tiene a las afueras de Ubaté donde actualmente vive, mientras que su esposo, junto con uno de sus hijos,  es quien le dedica más tiempo a la finca ‘La Primavera’. 

 

Como líder social Rosa logró ser elegida como representante de los páramo en Colombia en la Mesa Nacional de Páramos (MNP), fundada el nueve de febrero de 2019, como respuesta a las decisiones del gobierno en temas relacionados con los 36 complejos de páramos del país, a los habitantes de los mismos, a las delimitaciones y a la Ley 1930 de 2018. Está conformada por siete líderes, los cuales fueron elegidos por diferentes habitantes de 20 de los complejos paramunos de los 36 que tiene Colombia, entre estos representantes quedó por el Páramo de Guerrero Rosa Helena Rodriguez. 

 

Para ella es una injusticia que el gobierno y los institutos de investigación solo fijen su atención en los aspectos técnicos, geográficos y ambientales de los páramos, y no en las personas que en estos habitan, sus culturas, costumbres y economía que dentro de estos ecosistemas se han mantenido por varias décadas. Además afirma que la “delimitación se hizo a pupitrazo, se hizo en un escritorio donde simplemente se miró la parte ambiental, que era lo que nosotros le discutiamos a Brigitte, de Humboldt, y al ministro de ambiente, que nos dejaran ver los estudios económicos y sociales de esas delimitaciones, al día de hoy todavía no los tienen”.

Además afirma que estas reglamentaciones hacen que los campesinos, dueños de las propiedades en los páramos, pierdan valorización en sus terrenos, como ella menciona.

Rosa Helena RodríguezLíder Social
00:00 / 00:45

Por eso decidió demandar al Estado hace 10 años, situación de la que aún no ha recibido respuesta.

La lucha y la persistencia de esta líder social en defensa del ecosistema y los paramunos continúa, día a día se informa de lo que exprese o disponga el gobierno respecto a este tema, y junto con la Mesa Nacional de Páramos busca exigirle al mismo ente que replantee la Ley 1930 y sus delimitaciones, además está al tanto de los campesinos y la situación en sus territorios. A esto se suma un documental de nombre ‘Sumercé’ que grabó en el 2018, el cual relata la problemática que vive el país en el tema agrario; todo esto sin dejar de lado la planeación y organización de los encuentros que tendrá la MNP, su familia y sus labores en el campo. 

 

Hasta ahora nada ni nadie ha podido detener o frenar la labor de Rosa, ni las autoridades ambientales, ni las administraciones locales, ni el gobierno, aunque como ella misma afirma: “Es complicadísimo desplazarse ya a la zona de páramos a seguir explicando las consecuencias de estas delimitaciones. Uno ya sabe que al gobierno no le gusta que uno esté capacitando, que le esté explicando a la gente la situación, entonces sí existe una presión y una persecución bastante delicada”. 

 

La pasión y la vena de lucha que lleva en la sangre esta carupense, es como una llama viva en el páramo que no se detiene. Ella seguirá siendo la voz de muchos, con su sombrero y ruana negra lleva en alto y con orgullo su lema de servirle a los demás, en especial, al campesino. Una de las pocas personas, que sin ser del gobierno, se toma la molestia de explicarles y enseñarles a los paramunos lo que pasa o lo que puede pasar con ellos con todas estas nuevas reglamentaciones; estas y otras acciones son las que permiten decir que Rosa Helena Rodríguez también tiene su alma en Guerrero. 

Parque principal Carmen de Carupa
Rosa Helena Rodríguez
Finca La Primavera
Dana - Nora - Patricia
Finca La Primavera
Finca La Primavera
Finca La Primavera
Muñeca
Finca La Primavera
Finca La Primavera
Rosa Helena Rodríguez